20180412_173411.jpg

El Dulce de la Alegría

 

La mujer palenquera históricamente ha tenido la agradable responsabilidad de endulzar nuestros antojos. Marcela Canaval Barrios, llegó a Coveñas como consecuencia del desplazamiento forzado, con los sueños como único equipaje, tres hijos por formar, pero la fe intacta producto de su increíble resiliencia.

En un municipio, donde el turismo genera el 80% de empleos y ocupaciones, Marcela apeló a los saberes ancestrales, para desarrollar una idea de negocio que endulzara la vida de residentes y turistas, y de paso, constituyera su principal fuente de ingresos. Convenció a su esposo, un torero frustrado, para que abandonara la muleta y con la ponchera llena de dulces capotearan el destino, consolidaran un proyecto de vida juntos y evitaran nuevas estocadas a sus sueños.

El año pasado uno de sus hijos fue asesinado, la estructura familiar, donde ella es soporte vital, en un momento pareció derrumbarse. “Me fortalecí en Dios”, dice Marcela. “Entendí que mis responsabilidades y sueños están por encima de las calamidades y es necesario continuar, el tiempo pasa y la vida no espera”.

Hoy los afanes son otros, las largas caminatas por la playa con la ponchera en la cabeza y la sonrisa de siempre, hacen parte de la cotidianidad del puerto. El reconocimiento de la gente cada día es mayor y aunque el sol sigue siendo el mismo, ya no quema, como cuando desprovista de sueños sus rayos herían su piel…  “Sigo vendiendo dulces y entregando alegrías...con coco y anís”.

 


Caucasia, Antioquia

Colombia, Carrera

12 N. 20C - 57, Piso 3

Teléfono: 839 2967

Celular: 310 469 1141

Email: fodc@edatel.net.co

© Todos los derechos reservados: Sistemas y Comunicaciones FODC.

Consulta nuestra política de Tratamiento de Datos en www.fodc.org.co/tratamiento